sábado, 4 de julio de 2015

ICOT 2015: el mundo entero pensando en Bilbao

Esta semana he tenido la suerte de participar en ICOT 2015. Este es un Congreso Internacional sobre pensamiento que tiene lugar cada dos años en una ciudad distinta del mundo. En sus más de 40 años de historia, ICOT nunca había sido organizado por una institución que no fuera una Universidad, ni tampoco se había organizado en un país que no fuera de habla mayoritariamente inglesa. Sin embargo, hace dos años, el grupo educativo COAS se propuso la "bilbainada" de traer este Congreso al País Vasco y se ha celebrado esta semana en el Palacio Euskalduna. Más de dos mil participantes de más de cuarenta países. Éxito rotundo. El mundo entero pensando en Bilbao. 

Nunca había ido a un Congreso Internacional y creo que pagué la novatada. La inexperiencia me hizo intentar estar presente siempre en alguna de las varias conferencias o talleres que estaban teniendo lugar al simultáneamente, y no dejar mucho tiempo para hacer contactos, charlar con alguno de los ponentes, o simplemente asimilar las ideas que llovían sin descanso desde el estrado del Auditorio.

No obstante, he disfrutado. He disfrutado muchísimo. David Perkins abrió el Congreso animándonos a "hackear" las mentes para construir un mundo más inteligente. Howard Gardner planteó que el fin de la educación debe ser crear buenas personas, lo que se traduce en buenos vecinos, buenos trabajadores y buenos ciudadanos.
Robert Schwarz y Art Costa nos explicaron cómo enseñar a pensar bien, el primero mediante el uso de las destrezas de pensamiento y el segundo empleando los hábitos mentales. David Jhonson nos puso a trabajar cooperativamente y con Richard Gerver nos desternillamos de risa mientras exponía que el cambio educativo es impepinable y sólo nos cabe amarlo. Finalmente, la madre Montserrat cerró el Congreso infundiéndonos una dosis muy cariñosa de ilusión en una sesión que llevaba por título "En un mundo que llora la educación es un grito de esperanza"

Estas son solo algunas de las sesiones que a mí me hicieron pensar. Tengo dos meses por delante para rumiar las ideas que he oído en Bilbao. Confío en que, como la llovizna de esa mi querida tierra, empapen mi labor educativa del próximo curso. 

La madre Montserrat dijo un par de veces que estaba convencida de que ICOT 2015 iba a suponer un antes y un después en la Educación en España. Así lo sueño. 

4 comentarios:

  1. Grande!!!
    Espero que nos transmitas al resto las buenas ideas y la ilusión que hayas cogido.

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya bien resumen! Así muchos nos vamos a animar al próximo. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué experiencia tan interesante... muchas gracias por el resumen. Seguro que hay ideas inspiradoras para caminar hacia la educación que queremos para nuestros hijos. Buen verano

    ResponderEliminar