martes, 7 de julio de 2015

ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos)

Fernando Trujillo, uno de los comunicadores más divertidos e interesantes que he escuchado en los últimos meses, sostiene que el profesor debe convertirse en alguien que diseñe experiencias de aprendizaje. Es lo que yo he pretendido con el final de curso de 3º de ESO.

En 3º de ESO aun no tienen 1:1. Sin embargo he querido hacer el repaso de Sociales de una manera increíble y especial. Mi idea era trabajar mediante ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos) y para ello planteé el siguiente escenario:
  1. Diseño de un conjunto de preguntas por temas para que las desarrollen en grupos de 4 o 5 personas.
  2. Por cada evaluación debían "crear" una colección de preguntas de test con 4 respuestas posibles. Como son 18 grupos de 3 clases distintas, tendré un total de 54 colecciones de preguntas.
  3. También tendré 54 presentaciones de temas y 54 vídeos explicativos de un tema concreto en formato libre, es decir, los alumnos deben hacer un vídeo en la que explican el tema a sus compañeros y al profesor.
Os pongo a continuación una muestra de los vídeos explicativos de los alumnos. Cada uno lo ha realizado con sus medios: móviles, cámaras, cartulina, pizarra, etc


Ha faltado un pelín de experiencia para llegar a tiempo y que pudieran exponer todos. Al test aún no se le ha dado uso pero ahora tengo una buena batería de preguntas que podré utilizar el próximo curso. 

Además, junto con otro profesor, realicé un formulario encuesta que pregunta a los alumnos si les ha gustado y servido esta forma de hacer el repaso, además de servir como test de auto evaluación para los alumnos.

Creo que el proyecto ha salido muy bien y prueba de ello son los vídeos y trabajos que habéis podido ver.

sábado, 4 de julio de 2015

ICOT 2015: el mundo entero pensando en Bilbao

Esta semana he tenido la suerte de participar en ICOT 2015. Este es un Congreso Internacional sobre pensamiento que tiene lugar cada dos años en una ciudad distinta del mundo. En sus más de 40 años de historia, ICOT nunca había sido organizado por una institución que no fuera una Universidad, ni tampoco se había organizado en un país que no fuera de habla mayoritariamente inglesa. Sin embargo, hace dos años, el grupo educativo COAS se propuso la "bilbainada" de traer este Congreso al País Vasco y se ha celebrado esta semana en el Palacio Euskalduna. Más de dos mil participantes de más de cuarenta países. Éxito rotundo. El mundo entero pensando en Bilbao. 

Nunca había ido a un Congreso Internacional y creo que pagué la novatada. La inexperiencia me hizo intentar estar presente siempre en alguna de las varias conferencias o talleres que estaban teniendo lugar al simultáneamente, y no dejar mucho tiempo para hacer contactos, charlar con alguno de los ponentes, o simplemente asimilar las ideas que llovían sin descanso desde el estrado del Auditorio.

No obstante, he disfrutado. He disfrutado muchísimo. David Perkins abrió el Congreso animándonos a "hackear" las mentes para construir un mundo más inteligente. Howard Gardner planteó que el fin de la educación debe ser crear buenas personas, lo que se traduce en buenos vecinos, buenos trabajadores y buenos ciudadanos.
Robert Schwarz y Art Costa nos explicaron cómo enseñar a pensar bien, el primero mediante el uso de las destrezas de pensamiento y el segundo empleando los hábitos mentales. David Jhonson nos puso a trabajar cooperativamente y con Richard Gerver nos desternillamos de risa mientras exponía que el cambio educativo es impepinable y sólo nos cabe amarlo. Finalmente, la madre Montserrat cerró el Congreso infundiéndonos una dosis muy cariñosa de ilusión en una sesión que llevaba por título "En un mundo que llora la educación es un grito de esperanza"

Estas son solo algunas de las sesiones que a mí me hicieron pensar. Tengo dos meses por delante para rumiar las ideas que he oído en Bilbao. Confío en que, como la llovizna de esa mi querida tierra, empapen mi labor educativa del próximo curso. 

La madre Montserrat dijo un par de veces que estaba convencida de que ICOT 2015 iba a suponer un antes y un después en la Educación en España. Así lo sueño.