martes, 21 de octubre de 2014

TEDxGranVia Educación. La previa

Mañana acudiré al evento TEDxGranVia Educación.

Hace un par de años, un amigo me enseñó la plataforma TED en Internet. Es una web donde están recogidos miles de vídeos de conferencias impartidas por expertos acerca de los temas más variados. Estas conferencias tienen lugar en eventos organizados en ciudades de todo el mundo y cada una dura algo menos de veinte minutos. Cuando descubrí TED, me pareció interesante escuchar sesiones breves en inglés y comencé a hacerlo.

A medida que iba visionando conferencias, fui dándome cuenta de que, además de perfeccionar mi inglés, las charlas me iban aportando ideas y puntos de vista bastante interesantes. La idea de los creadores de la plataforma TED es difundir por todo el mundo ideas que merezcan la pena. Ante ello, en estos años me he centrado en las conferencias que iba encontrando sobre temas educativos, y me han servido mucho para abrirme nuevos horizontes y para enriquecer mi discurso pedagógico. Además, muchas de las intervenciones son en castellano.

Por eso, cuando el otro día me enteré de que se organizaba un evento TED en Madrid sobre Educación me apresuré a inscribirme. La entrada es gratuita y los ponentes tienen muy buena pinta. En fin, ya os contaré mis impresiones.

lunes, 13 de octubre de 2014

UN MODELO ABURRIDO

He descubierto un autor bastante interesante que habla de la innovación disruptiva y aplica ese concepto a la educación. Su nombre es Curtis Johnson.

Johnson denuncia que aún en el siglo XXI el modelo educativo dominante siga basándose en la idea de que el conocimiento es algo escaso, difícil, prácticamente imposible de obtener a no ser que tengamos a un adulto debidamente cualificado de pie frente a un grupo de jóvenes que le escuchen solícitos, dispuestos a anotar en sus cuadernos cualquier dato supuestamente de valor.

En este modelo todos los alumnos deben aprender las mismas cosas de la misma manera, el mismo día, en el mismo lugar y al mismo ritmo. Así, una clase sería como un autobús que va por la carretera, y que está programado para detenerse únicamente en ciertos lugares, en paradas durante un tiempo concreto. Si alguien va en el autobús, mira por la ventana, ve algo interesante y pregunta si puede bajar a mirarlo, la respuesta es: «¡NO! Tenemos que ir hacia la siguiente parada, porque así está programado».

El resultado, según Johnson, es que muchos de nuestros alumnos se aburren en las clases, desconectan y pierden su motivación por aprender ¿Por qué se aburren? En primer lugar, porque cada uno tiene sus ritmos de aprendizaje y no les dejamos que los desarrollen. Además, los alumnos de hoy en día saben que el conocimiento no es patrimonio exclusivo del profesor…pueden entrar en Google para buscar una respuesta y llegar a ella mucho más rápido que cualquier docente! Es cierto que tal vez no tengan el criterio para saber cuáles son las cosas que merece la pena buscar, ni la sabiduría para valorar lo que encuentran, pero es evidente que pueden acceder al conocimiento; no tenemos que dárselo. Si no queremos seguir perdiendo el interés de nuestro alumnado, según Johnson, debemos aplicar la educación disruptiva.


¿En qué consiste, entonces, la innovación disruptiva en la educación? Al final, lo que propone Curtis Johson es personalizar la experiencia de aprendizaje. Esto era inviable hace unas décadas pero actualmente, empleando la tecnología como plataforma de aprendizaje, es completamente asequible. 

UN CURSO SIN IPAD

Durante este curso soy un profe con iPad que enseña a unos alumnos sin iPad. Quizá por eso había abandonado un poco el blog. Pero el cambio es imparable. El próximo curso me llegarán unos alumnos completamente experimentados en el aprendizaje mediante las tecnologías. Por eso tengo la intención de dedicar este curso a formarme en el ámbito de la didáctica y las nuevas tecnologías.

Es imprescindible que los profesores nos preguntemos qué queremos que aprendan nuestros alumnos. También debemos constatar cuál es el nivel real de sus competencias en nuestra materia, y qué nivel aspiramos que alcancen. Finalmente, creo que debemos plantearnos qué destrezas pretendemos que adquieran nuestros alumnos a lo largo de su etapa escolar.

Con estas premisas, creo que el gran reto es el aprendizaje personalizado. Este va a ser mi campo de estudio durante este curso. Cómo conseguir que, mediante las nuevas tecnologías, los alumnos de Secundaria vayan logrando un aprendizaje personal que les lleve a alcanzar el máximo nivel al que cada uno pueda llegar.

Las presentaciones en keynote, los vídeos en formato Explain Everything o Adobe Voice, los esquemas en Mindomo, los cuestionarios con Socrative, las apps sobre varias asignaturas con distintos niveles de dificultad, la infinitud de contenidos que pueden encontrar en Internet, las Flipped Classroom, las presentaciones orales, el trabajo colaborativo…son algunas de las posibilidades que me gustaría estudiar a fondo para poder sacarles todo su rendimiento.


Así, el próximo curso, mis alumnos con iPad tendrán un profe con un iPad al que sabe sacar el máximo partido.