lunes, 12 de mayo de 2014

ODA AL “CACHARRO”

Desde el principio de curso, casi siempre que estoy en clase y tengo que referirme al IPAD utilizo el término “cacharro”. Así, durante mis clases se repiten muchas veces expresiones del tipo: “guardad los cacharros”, “¿puedes dejar el cacharro y prestarme atención?”, “abrid el cacharro por el tema 5”, o “¿podemos hacer la redacción en el cacharro?”
La atracción que la tableta ejerce sobre los chavales es indudablemente grande. Por ello, el otro día se me ocurrió durante mi clase de taller de Lengua que compusieran una “Oda al cacharro”. Después de explicarles brevemente las características de dicha composición poética, se pusieron “manos al teclado”. Al cabo de un rato, comenzaron a llegarme a la plataforma informática que utilizamos sus creaciones. Evidentemente, en algunas se notaba que era la primera vez que componían unos versos, como en aquél que me escribió: el iPad es muy bonito / si lo controlas un poquito, o aquel otro que se lanzó a por el verso alejandrino y escribió estos dos versos gloriosos: eres tan útil que mucho tiempo pierdo en ti / y haciendo odas yo saco lo mejor de ti.

Sin embargo, en medio de esa maleza de versos enredados, sin ritmo, ni rima, ni emoción, descubrí una pequeña joya. Una oda escrita por un chaval de doce años que, al menos en mi humilde opinión, tiene alma de poeta. Ojalá sus profesores sepamos hacer disfrutar a este alumno de la belleza encerrada en las palabras. Y ojalá acertemos a guiarle para que él nos haga disfrutar al resto de sus creaciones literarias. Disfrutadla, disfrutadla… aquí está.

Oda al “cacharro”

El iPAd, él tan lúcido,
que me hacer quedar plácido.
Con brillo celestial
e imagen real.

Él me emboba enormemente
con las aplicaciones,
muy lindamente.
Y si juego o estudio,
oigo como unas canciones
y me siento como un lucio
que nada por las aguas
pantanosas tras las truchas

Yo me siento muy feliz,
Con el iPad. Soy así.

martes, 6 de mayo de 2014

LITERATURA, IPAD Y MASTERCHEF

Soy aficionado a la cocina y sigo con interés el programa de televisión Masterchef.
Hace unos meses, cuando estaba en emisión la edición de Masterchef Junior, me planteé cómo podría aprovechar ese programa para mis clases de Lengua, y decidí lanzarme a hacer una experiencia de trabajo colaborativo con los estudiantes de 1º de ESO.

Los alumnos se dividieron en tres grupos y en cada equipo nombré un capitán. Cada equipo tenía que preparar tres presentaciones sobre el tema de literatura que habíamos explicado el día anterior, sobre las narraciones literarias: un vídeo, un Keynote (PowerPoint) y un esquema de Mindomo. El capitán tenía la misión de dividir este trabajo entre los alumnos del equipo y controlar que se iban haciendo los proyectos en el tiempo establecido. Al final de la clase cada equipo tenía que enviarme mediante la plataforma Showbie las tres presentaciones. 

La experiencia fue muy positiva. Por un lado, tuvieron que buscar la información; por otra parte, tuvieron que cuidar el diseño, ya que si el “plato” no era apetitoso no se lo iba a aceptar. Además, el capitán tuvo que aprender a organizar las tareas, enfrentarse con el problema de los alumnos que están menos implicados y no cumplen su parte del trabajo…en definitiva, una experiencia en la que las nuevas tecnologías y la excusa de un programa de televisión sirvieron para que los alumnos trabajaran el tema con una motivación mayor. 

Como muestra de sus trabajos, os dejo algunas de las diapositivas más exquisitas para que podáis catarlas.