miércoles, 12 de marzo de 2014

TORNEO ESCOLAR DE DEBATE

Permitidme que me salga en esta entrada de la temática del blog para contar una actividad en la que participé la semana pasada. Se trata del Torneo Escolar de Debate, una competición organizada por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, en la que alumnos de ESO y Bachillerato se enfrentan para debatir sobre un tema previamente fijado.
El Torneo va ya por la V edición, y yo he tenido la suerte de participar en tres ocasiones. El funcionamiento es sencillo: la organización fija una pregunta meses antes del concurso, y los equipos han de llevar preparados sus argumentos para defender cualquiera de las dos posturas –a favor o en contra- ya que justo antes de debatir se sortea cuál de ellas les toca defender. Este año, la pregunta que se planteaba era: ¿deberíamos ser mayores de edad a los 16 años?

Los equipos que he presentado este curso estaban compuestos por chavales de 2º de ESO. Antes del Torneo hicimos con ellos una larga preparación, que incluyó tres sesiones con un profesional de la oratoria, trabajo de investigación, redacción de los discursos, simulacros de debates y una jornada de formación a cargo de la organización del Torneo de Debate.

Finalmente, llegó el gran día. El miércoles 6 de marzo por la tarde, los dos equipos de mi centro debatieron contra alumnos de otros colegios e institutos. El torneo tuvo lugar en el Instituto Santa Teresa de Jesús y, de los cuatro debates que disputaron, contra equipos con alumnos de dos o tres años mayores que ellos, los alumnos que presenté ganaron tres. A pesar de que finalmente ninguno de los equipos pasara a la fase final, la organización nos felicitó y reconoció que los de nuestro colegio han sido grandes equipos, que han ganado a equipos de 1º de Bachillerato. Eso, concluía el mensaje, debe crear motivación en ellos y la idea de que el esfuerzo tendrá su recompensa, pero no necesariamente a corto plazo.


Los alumnos se han quedado con ganas y prometen que, el año que viene, volverán a la carga. Y yo he vuelto a quedar encantado, tanto con los alumnos como con la organización, a la que desde aquí felicito públicamente. Este tipo de actividades siempre me reconcilian con la educación. 

1 comentario: